Mensaje de los Ancianos durante COVID-19

19 de marzo

Fomento, Oportunidades y Recordatorios. . .

Hermanos y hermanas:

Se acerca otro Día del Señor, y todos estamos experimentando este extraño período de distanciamiento social en el cual nuestros servicios de adoración en conjunto han sido suspendidos y no podemos estar físicamente juntos como hermanos y hermanas en Cristo de la manera en que estamos acostumbrados.

Como sus pastores, creemos que es un buen momento para compartir algunos recordatorios con ustedes. Al compartir, nuestro objetivo es fortalecernos y ayudarnos como individuos, sí, pero también fortalecer, ayudar y preservar nuestra comunidad de la Iglesia Arlington durante este período de incertidumbre.
Si eres como nosotros, esta semana se ha sentido un poco como una animación suspendida, como un patrón de espera mientras esperamos que suceda lo siguiente: lo siguiente que esperamos no será agradable.
En medio de nuestras vidas ordenadas (o nuestros intentos de orden, al menos), la incertidumbre adicional de la situación actual es desconcertante. No saber, crea ansiedad. Nos saca de sincronía, de nuestra rutina. Queremos hacer algo al respecto, pero no siempre estamos seguros de qué hacer.
Pero ese deseo de hacer algo puede ser productivo. Al hacer algo, al menos puedes sentirte empoderado, útil, incluso fiel, ¿verdad?

Entonces haz algo. Haz tu lista. Cuida de tus familias, tus vecinos, tus hermanos y hermanas en Cristo. Ore las horas, como Chess sugirió en su mensaje de correo electrónico a principios de esta semana. Use el mes para leer, digamos, los Evangelios, un libro a la semana. Y el próximo mes, si todavía estamos confinados en casa, léelos nuevamente. Estas son las obras del Señor.

Y no olvide, mientras revisa elementos de su lista, atender dos cosas que en parte comprenden lo que significa ser parte de nuestra comunidad de creyentes, y continuarlas durante este tiempo cuando estamos físicamente separados.

  1. Participe en un grupo de adoración virtual de ACOC. Para ser claros, aunque algunos de nuestros grupos pequeños se reúnen en línea, otras opciones de adoración virtual de ACOC aún no existen … pero estamos trabajando en ello. Entonces, esto es lo que debe hacer:
      • Si usted es parte de un pequeño grupo existente, comuníquese con los líderes de su grupo y pregúnteles si tienen planes para un tiempo virtual de adoración dominical. Pronto nos comunicaremos con ellos para brindarles capacitación sobre la tecnología que facilitará los grupos virtuales.
      • Si está interesado en participar en un servicio de adoración virtual los domingos durante nuestra separación, haga clic en este enlace y complete el breve formulario: https://arlingtonfamily.breezechms.com/form/VirtualWorshipGatherings
        A principios de la próxima semana, esperamos tener planes para que los grupos virtuales comiencen a reunirse el domingo 29 de marzo. Le informaremos cuándo se establecen esos planes.
  1. Recuerde enviar su contribución regular a ACOC. Tal vez sea una discordia para nosotros mencionar eso, porque no hablamos mucho de dinero en Arlington. Pero el hecho es que tenemos que pagar facturas continuas: los salarios de nuestro personal capacitado, nuestros servicios hipotecarios y de construcción, el apoyo que brindamos a nuestros ministerios aquí y en el extranjero.

    En estos días, cuando no se puede pasar nuestra bandeja de la ofrenda semanal, necesitamos su apoyo financiero continuo, en la medida de lo posible y con frecuencia regular. Puede enviar su cheque por correo a la iglesia (3201 Arlington Blvd, Arlington, VA 22201), o puede hacerlo en línea en https://www.arlingtonfamily.org/give-electronically/.

 
Finalmente, sé fuerte en el Señor. Sepa que Él tiene el control. Comuníquese con nosotros si podemos ser útiles o incluso si desea compadecerse. Permaneces en nuestras oraciones
Por lo tanto, dado que estamos rodeados por una gran nube de testigos, desechemos todo lo que obstaculiza y el pecado que tan fácilmente enreda. Y corramos con perseverancia la carrera marcada para nosotros, fijando nuestros ojos en Jesús, el pionero y perfeccionador de la fe. Por la alegría que se le presentó, soportó la cruz, despreciando su vergüenza, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Considere a aquel que soportó tal oposición de los pecadores, para que no se canse y se desanime. – Hebreos 12: 1-3

En él,

Los Ancianos
PD.  Nuevamente este domingo, le enviaremos enlaces a videos cortos de Oscar y Chess.  Le instamos a que los vea, y esperamos que encuentre en ellos ánimo, apoyo y consuelo.
 
14 de marzo
 
Estamos atravesando tiempos de ansiedad sin precedentes. Con la amenaza de las infecciones del COVID-19 creciendo y prácticamente todos los sectores de nuestra sociedad reaccionan para ayudar a prevenir su propagación, muchos de nosotros tendremos que ajustar nuestras rutinas regulares. A pesar de que  los cierres están destinados a proteger nuestra salud individual y colectiva, es difícil no preocuparse y estar asustado.
 
Recuerda que Dios tiene el control. Confiamos en que Él trabajará en y a través de esta situación (y en cada situación, como siempre lo ha hecho). Como creyentes, encontramos nuestra esperanza y confianza en Él, y eso nos da la fuerza para demostrar su amor, para ser sus servidores, incluso frente a la ansiedad actual de nuestra nación. No tenemos dudas de que habrá oportunidades en los próximos días para que nos cuidemos no solo los unos a los otros, sino también a nuestros vecinos y nuestras comunidades como resultado de esta amenaza para la salud pública.
 
Como iglesia, una forma de cuidarnos unos a otros es responder a la amenaza que representa COVID-19. Por eso, en un esfuerzo por proteger la salud y el bienestar de nuestros feligreses y visitantes, hemos decidido suspender las reuniones en el edificio de reuniones de la congregación durante las próximas dos semanas. Esta decisión se aplica a las clases bíblicas y a los servicios de adoración corporativos y a todos los grupos pequeños que usan el edificio para reunirse. Continuamos monitoreando y decidiremos en los próximos días si continuamos con esta suspensión.
 
Siga leyendo para obtener detalles sobre lo que significa nuestra suspensión temporal de adoración en el edificio de reuniones y las alternativas de adoración,  oración y servicio.
 
 
  1. No habrá clases bíblicas ni servicios de adoración en el edificio de reuniones mañana (15 de marzo) o el próximo domingo (22 de marzo). Pondremos rótulos en las puertas del edificio hoy mismo.
  2.  Durante este tiempo, dejamos que los pequeños grupos decidan por sí mismos si se reúnen y cómo, ya sea en persona o por tecnología (transmisión web a través de Zoom, Facebook Live u otra plataforma). Algunos grupos están considerando reuniones virtuales para la adoración grupal (oración, canto y comunión). Le instamos a considerar cómo usted puede participar en los grupos pequeños, esto nos permitirá que sigamos  siendo parte de una comunidad de la iglesia animada incluso cuando las circunstancias limitan nuestras reuniones colectivas.
  3.  A partir de mañana, enviaremos videos semanales de nuestros ministros, Oscar Gomez y Chess Cavitt, con un mensaje de esperanza, sugerencias para oraciones, un poco de “tarea” espiritual recomendada y actualizaciones sobre la situación actual.
  4. En los próximos días, enviaremos por correo electrónico algunos recursos y actividades para que los niños los mantengan en la Palabra durante este tiempo que la clase dominical está suspendida.
  5. Solicitamos su atención y diligencia para continuar dando sus ofrendas/donaciones financieras a la Iglesia de Christo durante este tiempo. Hay varias maneras de hacer eso. Puede donar fácilmente en línea en https://www.arlingtonfamily.org/give-electronically/. Puede enviar su cheque de contribución regular por correo a la dirección de la iglesia: ACOC, 3201 Arlington Blvd, Arlington, VA 22201. O puede planear compensar con una sola contribución las semanas perdidas cuando volvamos a estar juntos. En cualquier caso, es importante que usted sepa que sus contribuciones en gran parte contribueyn a mantener nuestras instalaciones, financiar nuestros ministerios y ayudar a nuestros vecinos.
  6. Por último, recuerde que la iglesia es una comunidad (ekklesia), no un edificio. Todavía somos la Iglesia de Cristo de Arlington, pero estaremos operando de manera diferente por un tiempo. Podemos y debemos seguir siendo una comunidad muy unida orando, adorando y sirviendo juntos. Entonces, le sugerimos lo siguiente: oren los unos por los otros. Y no solo oren, sino que busquen formas de servirse unos a otros y a sus vecinos. Mírense unos a otros con una llamada telefónica o un mensaje de aliento y carguen con la carga de ansiedad de los demás. Ayude a quienes lo necesiten como llevando alimentos al necesitado o ayude con los pagos de facturas si es necesario (ya que algunos de nuestros miembros seguramente trabajan en lugares que han cerrado durante esta emergencia y, por lo tanto, es posible que no reciban un cheque de pago). Y si tiene esa necesidad, no dude en informarnos.
 
Como sus ancianos, siempre estamos preocupados por su salud física y espiritual, pero especialmente en este momento de incertidumbre y cambio en nuestra rutina de adoración. Pedimos sus oraciones, así como también oramos por usted.
 
Y recuerde: aunque se ha cancelado mucho, el amanecer y el atardecer no se han cancelado. Tampoco se ha cancelado la alabanza, ya que “desde la salida del sol hasta su puesta, el nombre del Señor debe ser alabado” (Sal 113: 3). La providencia de Dios viene. Así que manténganse en calma. Lávese sus manos, sirva a los demás, y continúe con oración y alabanza a EL que es  siempre fiel  nunca nos cancela.
 
En él amor de Cristo,
Los Ancianos de la Iglesia de Cristo de Arlington