Bajo el amparo de su sangre

 

Introducción:

Cristo murió por cada alma pecadora. Heb. 2:9

Sin embargo de lo que se ve en el Nuevo Testamento, es claro que no todos por quienes Cristo murió serán salvos.

Cuando Dios liberó a su pueblo de Egipto, el israelita que no pintó su puerta con la sangre del cordero pascual vio morir a su primogénito. Exodos 12:1,3,7,12,13.

La forma que Dios ha elegido para que vengamos a su salvación, nos es presentada en tres puntos de vista.

1- Recibimos la sangre de Cristo por fe. Pablo dijo que Dios, mediante  la cruz, se convirtió en el justo y justificador del que es la fe de Jesús. Rom. 3:26.

2- Recibimos su sangre mediante la obediencia. El actor de Hebreos dijo. Y aunque era hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9 y habiendo sido perfeccionando, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; Heb. 5:8,9.

3- Le recibimos mediante el bautismo.

O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

Conclusión:

El bautismo del que escribió Pablo es obviamente una expresión de fe y un acto de obediencia a la palabra De Dios.

La sangre de Cristo limpia todo pecado 1Jua. 1:7.

Su hermano en Cristo: Oscar Gómez

Por favor, díganos cómo servirá a la iglesia;
 
or till fill the form in English
 

See Chess’s Message in English

Actividades para nuestros hijos

Tres formas de ofrendar


Leave a Reply

English Spanish